IDEAS | SOBRE ESCRIBIR Y NO PERDER MOMENTUM

May 23, 2016




Momentum: Fuerza o impulso que se va ganando al estar en movimiento.

Desde hace un par de semanas y sin notarlo demasiado he entrado en una etapa en que me vienen montones de ideas que quiero publicar. Cosa importante porque...
... no había sentido esta emoción y urgencia de sentarme en la computadora a escribir desde 2004 que inicié mi primer blog, justo en la época en que nadie sabía bien qué era o para qué. 

Era una cosa bien bonita porque el medio era nuevo y todos de alguna manera y en nuestros propios idiomas íbamos explorando qué podíamos hacer en este nuevo lugar y todos teníamos algo qué decir. Estaba el intelectualoide, el fotógrafo, el poeta, el club de los forever deprimidos, los que tenían una vida con montones de historias curiosas que pronto se convirtieron en blogstars y saltaron a la fama y a diferentes medios.

Creo que en ese momento perdí el interés en seguir escribiendo. ¿Qué tenía yo que decir que fuera divertido?, ¿poético?, ¿escandaloso?

Nada. O no mucho. Y de pronto también apareció la sensación de estar compitiendo por atención, así que me fui.

Me fui también porque ya no era la misma que empezó a escribir su blog a los 17. De pronto era embarazoso escribir sobre muchas cosas en un mundo que se ha vuelto hiper-cuidadoso con cuidar la presencia online, con curar la realidad. Agreguen las nuevas plataformas de micro-blogging, tan instantáneas, tan visuales, tan dispersas. 

Lo curioso es que para tener una buena presencia online normalmente debes estar en varias plataformas a la vez, aunque a cada audiencia le tengas que hablar de manera diferente. Hay que fragmentarse en diferentes versiones de uno mismo y seguir siendo la misma persona. 

He intentado tener sitios especializados y por más apasionada que esté en un tema, irremediablemente termina sintiéndose como una tarea en vez de un espacio en el cuál procesar el mundo, la vida.

Ya no es necesario apartar un tiempo para sentarse en la computadora a escribir esa idea que uno va preparando en la mente por días sobre un punto que quiere compartir. ¿Para qué si lo podemos mandar en 140 caracteres o menos?, o para qué esperar a que termine un evento cuando podemos compartir en una foto que estamos ahí. 

He estado haciendo el experimento de no publicar inmediatamente desde un lugar y en vez de eso procesarlo todo, dándome tiempo de vivir lo que sea que esté haciendo, con quien lo esté viviendo y han ido pasando un par de cosas interesantes. 

He agarrado una libreta en la cuál voy anotando las ideas de cosas que me vienen a la mente. A veces son sitios de internet que me dejan maravillada, otras pienso en una canción que escuché en una tienda camino a la casa, en el tatuaje curioso que le ví a alguien en el subway o en una plática que escuché de casualidad y por la cuál descubrí a una autora y filósofa rusa

No he escrito en twitter nada, ni subido la foto del tatuaje en cuestión a instagram (¡y si la encontré ahora en internet es aún más curioso!) pero estar alerta y tomar notas han hecho toda la diferencia en este nuevo ímpetu por escribir y las ideas poco a poco se vuelven más largas, interesantes, menos instantáneas, con un punto de vista, una historia que contar. 

Me sigo agobiando sobre el diseño del blog, qué plataforma o idioma usar, cómo integrar las veinte mil redes sociales que uso porque aunque trato de apagar mi cerebro de mercadóloga y símplemente escribir lo que me venga en gana, no siempre es tan fácil… pero ya llegaré a una mezcla que me haga sentido. 

Por lo pronto -y siguiendo las leyes de la física- lo importante es seguir en movimiento. No importa si escribo mucho o poco, ni si lo publico o no. Lo importante es escribir, seguir avanzando, no perder momentum. 



Post a Comment

Life according to Instagram

© in some other place. Design by Fearne.