4 días, 3 maletas, 2 canciones y una banda

August 12, 2014


¡Ah!, el momento de la verdad se acerca y apenas puedo creer que en un par de días no estaré más aquí, en mi casa, con mis cosas, mis amigos, mi familia, ¡mi cama!

¡Me voy a Canadá, señores! Tres años después que la idea se plantó en mi cabeza, un par de intentos fallidos, muchos “ya casi“ y montones de pruebas, al fin este año está sucediendo y en cuatro días empezaremos la aventura. 

Ha sido todo un reto seleccionar qué quiero llevar conmigo. Primero pensaba que iba a necesitar diez maletas para llevar todo el clóset conmigo o que sufriría dejando atrás montones de cosas, eligiendo qué era lo suficientemente importante para merecer acompañarme, pero la realidad es que apenas he logrado llenar una maleta y media y sorprendentemente siento que no quiero llevarme nada más. Como si simbólicamente esto fuera también dejar parte de mi vida atrás y hacer espacio para lo que encuentre allá. ¿me explico?

Se van conmigo unos cuantos libros de Leonora Carrington, Simone de Beauvoir, la trilogía del This is not a book, mi Diana, un cuaderno para hacer notas, algunas cremas perfumadas, tazas y platos bonitos para sentir que me consiento un poco en los días que el presupuesto sea tan justo que me toque comer atún y té o que sienta que extraño un poco (o un mucho) mi casa. 

Hablando de casas, mi mamá se angustiaba muchísimo porque fuera a encontrar un lugar decente para vivir (o que no lo encontrara) y yo moría de ganas de lanzarme a buscarlo (y encontrarlo). Era de esas cosas que tenía en mi lista de pendientes desde hace unos años que me tocó visitar a un amigo en Berlín justo cuando estaba buscando departamento para mudarse. ¡Yo quería hacer lo mismo!... y aquí estamos. 

Todavía no termino de entender qué es lo que va a pasar pero ya no me da nervios, ni miedo. Ni estoy ansiosa de que ya llegue el día. Creo que más bien estoy disfrutando cada momento que tengo aquí y guardándolo en una cajita de memorias que se van conmigo en el equipaje de mano. 

Estaba pensando en todo esto y ya a punto de dormir cuando me encontré con un par de canciones que creo me acompañarán las próximas semanas e irremediablemente terminaré asociándolas con estos días de mucho cambio. Si pueden escúchenlas: My heroics, part one & Envoi. Son de un grupo Belga llamado Absynthe Minded que suenan un poco a rock independiente mezclado con jazz y música de los 30's  (más de ellos aquí). 



En fin. Por ahora sólo quería escribir un poco sobre el tema y ya iré a dormir que mañana será un día movidito. Posiblemente el último en que viaje al sur de la ciudad y vea a algunos amigos. La foto no tiene mucho que ver pero me gusta. Es de un viaje que apenas hice a Guatemala con S.

Yo es posible que me desconecte un par de días pero estén pendientes que la próxima vez ya les estaré contando qué tal la nueva vida en Toronto. :)


Post a Comment

Life according to Instagram

© in some other place. Design by Fearne.